El Obispo de Córdoba invita a la alegría a pesar de “las lágrimas” ante la Virgen de Araceli

http://parroquiasanmateo.es/wp-content/uploads/2020/05/FUNCION_1.pnghttp://parroquiasanmateo.es/wp-content/uploads/2020/05/FUNCION_1.pnghttp://parroquiasanmateo.es/wp-content/uploads/2020/05/FUNCION_1.pngEl Obispo de Córdoba invita a la alegría a pesar de “las lágrimas” ante la Virgen de Araceli

.     El Obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, ha presidido como cada año la misa en honor de Nuestra Señora de Araceli, patrona del campo andaluz. Desde el santuario de la venerada imagen, el prelado se ha dirigido a los lucentinos en su homilía para reconocer con ellos el dolor de no poder celebrar el día de la patrona con la bajada a la parroquia de San Mateo Apóstol y asegurándoles que la Virgen está “cuando sus hijos sufres, está más cerca que nunca”. El obispo ha querido felicitar a la Virgen María en este primer domingo de mayo, un momento para que “prevalezca la alegría porque Ella nos lleva en su corazón y nosotros en el nuestro”, a pesar de que todos “tenemos un dolor en el alma” a causa de la pandemia que da lugar a una situación ”extraña y letal”.

.       El Obispo ha reconocido la labor de muchas trabajadores sanitarios, de orden público, comercio o transporte que han trabajado para “garantizar la vida de la sociedad durante la pandemia”, un signo entre nosotros de “Jesús el Buen Pastor, porque muchos de ellos han dejado la vida en esta tarea”; por eso, ha querido recordar especialmente a los que han muerto durante esta pandemia y a los que lo han hecho “en el tajo” para garantizar servicios esenciales.

.       Monseñor Demetrio Fernández también ha resaltado como obispos, sacerdotes y consagrados son la prolongación de Jesús Buen Pastor en la Iglesia y ha pedido a la Virgen de Araceli que no falten las vocaciones consagradas, “hombres y mujeres que al estilo del Buen Pastor sepan dar su vida e incluso perderla, personas que no tienen miedo y ponen su vida al servicio de los demás “, así lo ha expresado en el santuario de la patrona de Lucena, donde el obispo advierte “una cantera de vocaciones con la que algo tendrá que ver la Virgen de Araceli” .

.       Al término de la celebración, el rector del Santuario de nuestra señora de Araceli y Vicario de la Campiña, David Aguilera Malagón, ha agradecido a TRECE TV y Videoluc la transmisión de la celebración, porque cuando pase la pandemia, “la patrona de Lucena será más conocida en todo el mundo”. Asimismo, ha querido agradecer al Obispo su presencia en este día, con la que según sus palabras, ha demostrado que la “Iglesia sale al encuentro” en momentos de dificultad, al tiempo que ha pedido oraciones por las vocaciones nativas.
.       En la celebración ha estado presente solo una representación de la Junta de Gobierno de la Archicofradía de Nuestra Señora de Araceli. Los cantos se han seguido a través de una grabación con la “Misa del Campo Andaluz”, obra de Antonio Villa Álvarez de Sotomayor e interpretada por la Coral Lucentina.

 

Diócesis de Córdoba 3 de mayo del 2020